28.000 empresas españolas de alimentación deben cambiar sus etiquetados antes de diciembre

Publicado el noviembre 21, 2014, 10:25 am
FavoriteLoadingAñadir a favoritos 3 mins

Desde el 13 de diciembre habrá un solo reglamento que establezca las condiciones necesarias

El Instituto Tecnológico Agroalimentario (Ainia) ha informado sobre los cambios en el etiquetado de alimentos que empezará a producirse a partir del 13 de diciembre como consecuencia del Reglamento 1169/2011 sobre información al consumidor. Según ha informado este centro tecnológico en un comunicado, serán más de 28.000 empresas del sector de la alimentación y bebida en España las que deberán cumplir las exigencias de la UE adecuando sus etiquetas a la nueva legislación. Según ha explicado el jefe del Departamento de Legislación de Ainia, José María Ferrer, “al consumidor cada vez le preocupa más la composición, el origen y las cualidades nutricionales de los alimentos”.

“Precisamente, por este motivo la UE ha decidido unificar la legislación existente hasta ahora en esta materia en un solo reglamento, que establezca las condiciones necesarias para que el etiquetado sea mucho más comprensible para los consumidores”, ha añadido.

Así, los cambios afectarán al tamaño de las letras, que serán más grandes y legibles, las indicaciones de los posibles alérgenos, el etiquetado nutricional obligatorio, fechas de congelación y descongelación.

“Habrá que distinguir entre ‘congelado en’ que será obligatorio para carne, productos de pesca no transformados y productos cárnicos, y ‘descongelado’ aquellos productos que han sido descongelados antes de ponerlos a la venta”, según Ainia.

 

Entre las novedaes habrá que especificar el origen de los productos

También se tendrá que especificar el origen de los productos, detallar qué tipo de aceite vegetal contienen, si están elaborados con un solo tipo de carne o pescado o so las suma de varios, indicar si ha sido envasado en atmósfera protectora o si contiene edulcorantes, cafeína, ácido glicirrícico o sal de amonio, fitoesterol, entre otros.

Asimismo, las bebidas alcohólicas o refrescos con alcohol de más de 1,2 % tendrán que especificar el grado alcohólico y en el etiquetado deberá constar la presencia de nanoingredientes.

Según los resultados de una reciente encuesta, el 96% de las principales compañías del mercado de la alimentación y distribución española asegura tener ya adaptadas a las nuevas obligaciones al menos la mitad de las etiquetas de sus productos, según las mismas fuentes.