Fundación Caja Rural Burgos
Publicado el febrero 21, 2018, 6:34 pm
FavoriteLoadingAñadir a favoritos 6 mins

errores frecuentes al emprender

 

Emprender no es una tarea sencilla. Dar el paso de crear una empresa desde cero es una decisión difícil que tiene que estar bien estudiada antes de llevarla a cabo.

Asimismo, una vez que esta decisión está tomada y comenzamos a desarrollarla, hay que ser consciente del esfuerzo que requiere al principio. Un esfuerzo que será la base del éxito de nuestra empresa.

Pero es habitual que muchas personas que deciden emprender cometan una serie de errores por falta de previsión y experiencia que pueden hacer fracasar ese proyecto.

¿Quieres saber cuáles son algunos de esos errores que hay que evitar al emprender un negocio? Desde Fundación Caja Rural Burgos, entidad que apoya el emprendimiento, te los explicamos.

 

1- Confundir una idea con una oportunidad

Tener una idea de negocio original no es sinónimo de que pueda ser viable. Una cosa es tener una idea y otra, aplicarla. Antes de dar este paso, es importante analizar si realmente podría suponer una diferenciación en el mercado y no es algo que ya exista o no aporte nada al público.

Existen muchas formas de aplicar una idea y hay que trabajarla correctamente para que el producto o servicio ofrezca valor al consumidor y que pueda decidir cambiar el bien que antes utilizaba por el tuyo. Si no existe una viabilidad clara, lo mejor es no llevar a cabo el proyecto.

 

2- No definir un plan de negocio

Cuando se necesita financiación para poder llevar a cabo el proyecto, crear un plan de negocio es fundamental. En este documento se recogen las ideas del empresario y las formas de llevarlas a cabo: aquí es donde se demuestra por qué el proyecto es viable y por qué los inversores deberían apostar por él.

Igualmente es un documento que va a ayudar al futuro empresario a estructurar su negocio y a evaluar las posibles desviaciones que existan.

No hacerlo antes de comenzar la andadura empresarial puede suponer problemas a la hora de desarrollar el proyecto.

 

3- Lanzarse a la aventura sin haberse formado

Cualquier persona puede emprender, pero si antes ha recibido una formación adecuada. De nada sirve tener una idea si luego no se aplica correctamente y el negocio acaba fracasando. De los errores se aprende, sí, pero si podemos evitar algunos, mejor.  

Hoy en día existen numerosos organismos en Burgos que te pueden ayudar a ser un buen emprendedor en la ciudad. Infórmate y apuesta por ellos.

 

4- No conocer adecuadamente el mercado ni a tu propia empresa

A la hora de crear una estrategia óptima para el negocio, es importante conocer los factores tanto externos como internos que pueden afectar a la empresa. Obviarlos puede producir una mala gestión de los posibles riesgos que surjan.

Para ello, se puede realizar el  . Se trata de un esquema en el que estudiamos los factores internos y externos tanto positivos como negativos: las Debilidades, las Amenazas, las Fortalezas y las Oportunidades.

 

errores frecuentes al empreder

 

5- Contar con insuficiente capital

A los pocos meses de poner en marcha su negocio, muchos emprendedores se ven sin suficiente capital por haber realizado una mala planificación de los ingresos y de los gastos, a veces por un excesivo optimismo.

Para que esto no ocurra, el asesoramiento financiero es esencial. Además, en la actualidad hay muchas formas de obtener financiación para emprender en Burgos que facilitarán esa correcta planificación.

 

6- No delegar el trabajo

A veces, los nuevos empresarios están tan ilusionados con su propia idea que deciden hacer solos todos los trabajos porque creen que pueden con ello. Pero esto es un grave error ya que puede agotar tanto física como mentalmente al empresario y, como consecuencia, afectar al rendimiento de la empresa.

Por eso, delegar el trabajo en otras personas es una forma de que la empresa crezca porque otras personas pueden aportar nuevas visiones y, sobre todo, una mejor organización.

 

7- No analizar los resultados

En una empresa el análisis de resultados es esencial para comprobar cómo está funcionando y si es necesario aplicar algún cambio.

Muchas veces el obsesionarse únicamente con vender puede dejar de lado este trabajo posterior que, como decimos, es esencial para la correcta gestión de una empresa.

 

8- No adaptarse a los cambios

El estancamiento es uno de los problemas más habituales en muchas empresas que ya llevan un tiempo establecidas. El mercado avanza y no adaptarse a los cambios puede provocar que una empresa decaiga.

Además, adelantarse a los cambios también es una buena estrategia para ser diferente a la competencia y darle un plus de innovación al negocio.