Aprobada la REFORMA FISCAL, que mantiene el régimen de módulos para el sector agrario

Publicado el noviembre 27, 2014, 12:31 pm
FavoriteLoadingAñadir a favoritos 4 mins

El Congreso de los Diputados aprobó definitivamente el 20 de noviembre los tres textos que componen la reforma fiscal (IRPF, IVA e Impuesto de Sociedades), que entrará en vigor el 1 de enero de 2015. Desde el punto de vista del sector agrario, lo más destacable es que se mantiene el régimen de módulos para la agricultura y la ganadería en el caso de las explotaciones que no superen los 250.000 euros de ingresos anuales.

El proyecto inicial recogía un límite de ingresos (rendimientos íntegros anuales) de 200.000 euros para que los contribuyentes del sector agrario pudieran mantenerse en el método de estimación objetiva del IRPF (o régimen de módulos). Sin embargo, a lo largo del trámite parlamentario se ha elevado ese techo hasta los 250.000 euros. No obstante, se trata de una cifra inferior a la que ha estado vigente hasta ahora, que era de 300.000 euros, lo que perjudica a un determinado número de contribuyentes.

En lo que respecta a los gastos, el límite se ha fijado en 150.000 euros (frente a los 300.000 vigentes hasta ahora), lo que también resulta perjudicial.

Como consecuencia de las modificaciones introducidas en los umbrales que delimitan la posibilidad de acogerse al método de estimación objetiva del IRPF se han adaptado a dichos umbrales los establecidos en el régimen simplificado de IVA y en el régimen especial de la agricultura, la ganadería y la pesca.

Estimación directa

Los contribuyentes que queden fuera del sistema de módulos, o que renuncien a él, determinarán el rendimiento neto de sus actividades económicas por el método de estimación directa. En este caso, hay dos modalidades: la normal y la simplificada. Esta última se aplicará, como hasta ahora, para determinadas actividades económicas cuyo importe neto de cifra de negocios, para el conjunto de actividades desarrolladas por el contribuyente, no supere los 500.000 euros en el año inmediatamente anterior.

 

En lo que respecta al método de estimación directa hay un cambio destacable: los gastos de difícil justificación siguen limitados al 5% del rendimiento neto, pero con un máximo de 2.000 euros, lo que también perjudica a los afectados.

Retenciones e ingresos a cuenta

Los porcentajes de las retenciones e ingresos a cuenta sobre los rendimientos derivados de las actividades económicas se mantienen sin cambios:

 

  • El 2% en el caso de rendimientos procedentes de actividades agrícolas o ganaderas, salvo en el caso de las actividades ganaderas de engorde de porcino y avicultura, en que se aplicará el 1%.

 

  • El 2% en el caso de rendimientos procedentes de actividades forestales.

 

  • El 1% para otras actividades empresariales que determinen su rendimiento neto por el método de estimación objetiva.

 

IVA

En lo que respecta al IVA, se mantienen los tipos actuales de los productos agroalimentarios, salvo en el caso de las flores y plantas vivas, que pasarán a tener un IVA del 10% en lugar del 21% aplicado hasta ahora. Este cambio se introdujo en el Senado y se aplicará a flores, plantas, semillas, bulbos y esquejes.