Las Cajas Rurales siguen apoyando al Colegio de Periodistas de CyL

Fundación Caja Rural Burgos
Publicado el julio 12, 2019, 12:57 pm
FavoriteLoadingAñadir a favoritos 3 mins

periodistas

Apostar por una comunicación de calidad con un rigor objetivo. La Unión Regional de Cajas Rurales renueva el convenio de colaboración con el Colegio de Periodistas de Castilla y León para los tres próximos años con una dotación de 7.500 euros. “Queremos agradecer el compromiso de la UCAR, que nos apoya desde nuestro inicio, estamos aquí gracias a colaboraciones como esta”, reconoce el decano Pedro Lechuga.

Gracias a esta dotación, se van a realizar cambios y mejoras en la web, y se introducirá el registro de los medios digitales que hay en todo el territorio de Castilla y León. Así, la sociedad podrá diferenciar la procedencia de la información de distintos portales o medios. También se incluirá el sello que asegura que los profesionales tienen la titulación de Periodismo o Comunicación Audiovisual. Además de continuar poniendo en valor la profesión. Desde el Colegio recalcan que “no es un oficio ni un hobbie, es una profesión”.

Ambas entidades seguiremos apoyando la lucha contra las lacras del periodismo. El intrusismo, la falta de credibilidad y las noticias falsas. “Los periodistas tenemos que ser la vacuna”, asegura Pedro Lechuga. Además, desde el Colegio de Periodistas, se hace hincapié en que no se permita que personas sin la titulación ejerzan la comunicación. Una medida necesaria que ya se ha aprobado en la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE).

La tarea de los periodistas es fundamental

Nos encontramos en tiempos difíciles para la libertad de información. Una sociedad en la que no haya periodistas o se maneje información manipulada, se convierte en una comunidad de esclavos. Es fundamental la libertad de expresión, pero también la verdad. Si hay noticias falsas, no hay prensa. “Los periodistas somos los notarios de la verdad y así tiene que seguir siendo”, señala el decano del Colegio de Periodistas de Castilla y León.

Asimismo, es fundamental hacer hincapié en los derechos laborales de los comunicadores. “No se puede vender esta profesión como algo vocacional, las personas que lo ejercen tienen que poder organizar una vida”. Una lucha que también tiene que dirigirse a los medios de comunicación. En muchas ocasiones, se contrata a becarios y se aprovechan de sus muchas horas de trabajo a sueldos mínimos y, en vez de aprender con un tutor al lado, sustituyen a los trabajadores en sus días de vacaciones o descanso.