¿Cómo adaptarse a las novedades de la nueva norma mundial de seguridad alimentaria BRC?

Publicado el mayo 09, 2015, 1:02 pm
FavoriteLoadingAñadir a favoritos 3 mins

Conocer las mejoras en la trazabilidad del alimento y en la gestión de proveedores, las medidas para establecer una mayor prevención que evite el fraude en los alimentos, los criterios de las zonas de alto riesgo para la producción y los nuevos requisitos de etiquetado y auditorías, son los principales cambios que incorpora la versión 7 de la norma BRC, que entrará en vigor el próximo 1 de julio. Ante los cambios en la normativa, las empresas alimentarias necesitan conocer las nuevas directrices para establecer las líneas de acción básicas en el proceso de transición, que les permita dar un adecuado cumplimiento a los nuevos requisitos. Para respaldarles en este proceso, AINIA centro tecnológico ha organizado el curso online de sistemas de seguridad alimentaria que dará comienzo el próximo 11 de mayo.

       Este curso permitirá a las empresas de alimentación y bebidas, y otros sectores implicados en la cadena alimentaria como fabricantes de envases, sector primario y alimentación animal, conocer las normas más solicitadas en la industria de la alimentación y, en especial, conocer  los cambios de la norma BCR v7.

Cambios y nuevos requisitos en la norma BRC

     La nueva versión de la norma BRC incorpora seis cambios que tienen como objetivo lograr una mejor adaptación de la industria alimentaria a la situación de los mercados actuales:

    1. Trazabilidad: se establecen cambios que comprenden a la cadena completa y facilitan la identificación de una empresa cuando compra a través de agentes y brokers.

    2. Fraude de alimentos: deberá establecerse un mecanismo que garantice la identificación, por parte de la empresa, de las vulnerabilidades potenciales de las materias primas que utilizan para sus procesos de producción. Así como la toma de acciones eficaces que minimicen cualquier riesgo, incluyendo posibles peligros de adulteración o fraude, con el fin de garantizar que todas las materias primas cumplen la normativa.

     3. La gestión de proveedores pasa a ser requisito fundamental.

      4. Áreas de alto riesgo y de alto cuidado: en la nueva versión BRC 7 se incluye un apéndice con las directrices que se tendrán que tener en cuenta para la definición de zonas de riesgo de producción.

     5. Etiquetado de productos: Se presta especial atención a la gestión de etiquetado y envasado de producto que constituye un nuevo requisito fundamental.

     6. Auditorías voluntarias no anunciadas: El programa de auditoría voluntaria no anunciada se amplía también al grado de certificación C.

     Este curso, dirigido a profesionales y personal técnico del sector agroalimentario y afines, estudiantes y postgraduados universitarios, se realizará a través de una plataforma online y con el apoyo de un tutor durante todo su desarrollo.