El nefrólogo Pedro Abáigar explica en Burgos Saludable el control sobre la hipertensión arterial

Publicado el junio 19, 2015, 12:13 pm
FavoriteLoadingAñadir a favoritos 3 mins

El especialista en Nefrología, Pedro Abáigar, abordó en una nueva jornada de Burgos Saludable de la Fundación Caja Rural la prevención y tratamiento de la hipertensión arterial. Una enfermedad que afecta al 20-30 por ciento de la población, especialmente, a partir de los 60 años, cuando esta cifra se incrementa hasta el 50 por ciento. Esta patología forma parte de los factores de riesgo vascular que son la principal causa de muerte en las mujeres y la segunda en los hombres en España.

Esta enfermedad en las primeras fases no produce síntomas. Sin embargo, su falta de detección y de tratamiento tiene repercusiones graves a largo plazo, pudiendo afectar a órganos importantes como son el cerebro, el corazón y los riñones. Abáigar señaló que es importante la medición en el propio domicilio “por la mañana y por la tarde, depende de la estabilidad de las cifras, manteniendo la misma sistemática, siendo conscientes de la hora a la que se han tomado las pastillas”, aunque “si está estable, es suficiente una vez a la semana o cada quince días”.

El jefe de Servicio de Nefrología del Hospital Universitario de Burgos apuntó que la presión arterial se clasifica en “leve con valores de 150-159 y 90-99 y grave, más de 160 y más de 100”. En el caso del segundo, “el paciente va a necesitar más de un fármaco para controlar la tensión”. Asimismo, el doctor recalcó que una vez que se inicia el tratamiento es para toda la vida y depende de los pacientes. “En el caso de los de más de 60 años, con una presión máxima de más de 150 hay que tratar y, de 30 a 60 años, con una presión mínima de más de 90 también”.

El doctor explicó que “la meta del tratamiento para la mayoría de los adultos es lograr y mantener una presión arterial por debajo de los 150-90, aunque “en los que tengan diabetes o enfermedad renal crónica, la meta es lograr y mantenerla por debajo de 140-90, siendo muy rigurosos”.

Las medidas antes de poner medicación que pueden ayudar son: hacer ejercicio; una dieta saludable, baja en sal y rica en fuentes naturales de potasio, calcio y fibra; mantener un peso equilibrado; dejar de fumar; y controlar el estrés y aprender a lidiar con él.