Fundación Caja Rural Burgos
Publicado el marzo 10, 2017, 2:04 pm
FavoriteLoadingAñadir a favoritos 5 mins

premios FAE cajaviva

Cajaviva Caja Rural y la Confederación de Asociaciones Empresariales de Burgos (FAE) entregaron los premios Pymes y Autónomos 2017, a parar a Maderas Susaeta, y Sobrinos de Valentín Marcos,  por su larga trayectoria, estas empresas burgalesas fueron fundadas en 1947 y 1924, y a Mowers Ibérica, creada en 2008 y con un éxito en el sector que le ha llevado a una facturación de cinco millones en estos pocos años.

Los presidentes de las organizaciones que otorgan el premio, Pedro García Romera y  Miguel Ángel Benavente, destacaron el esfuerzo realizado día a día por los pequeños empresarios, en solitario y  en un mercado cada vez más competitivo y exigente.

El éxito de las pequeñas empresas reconocido en los premios FAE Cajaviva

Es fácil reconocer el éxito en los grandes. Pero qué pocas veces hablamos de los pequeños en público. Sí solemos hacerlo en privado. ¿Quién no recomienda a su proveedor de confianza…? Entre los pequeños el éxito se mide por el boca a boca, por esas recomendaciones que en sí mismas son una expresión de admiración y confianza.

Por convicción y como premisa, el cooperativismo aborda como imprescindible, y considera una responsabilidad,  que la sociedad en que se implanta, y de la que forma parte, estén sostenidas por valores como la responsabilidad, la cercanía, la solidaridad o el compromiso, y que son también la base del éxito de las empresas y los empresarios reconocidos en una gala que mide el valor de estos empresarios, y no tanto el tamaño de sus negocios.

“Cada negocio, cada comercio, cada profesional tiene en el resumen de sus cuentas anuales, cuando el resultado es positivo, el mejor de los reconocimientos. Pero en ocasiones esos resultados apenas reflejan la dedicación, el esfuerzo, la preocupación y el cariño invertido en cada aspecto de la actividad económica” explicaba el presidente de Cajaviva Caja Rural.

premios FAE Cajaviva

Los galardonados

El mercado sólo permite la supervivencia de los mejores, tal y como se ha demostrado durante los últimos años de crisis. “Muchas empresas que han tenido que cerrar han dejado un camino abierto”, lo que unido a “buenos proyectos de negocio”, ha permitido la creación de nuevas oportunidades y la consolidación de otras tantas empresas, señalaba el presidente de la patronal.

En el primer ámbito se encuadra Mowers Ibérica, una firma fundada en 2008 por Manuel Franco dedicada al comercio al por mayor de maquinaria agrícola y que en apenas nueve años ha conseguido alcanzar una facturación de más de cinco millones de euros.

Mucho más recorrido tienen las otras dos empresas galardonadas. Así, Sobrinos de Valentín Marcos es una de las firmas más antiguas de Burgos. Fundada en 1924, miles de burgaleses siguen teniéndola como referencia cuando necesitan herramientas y productos de ferretería. Recientemente han tomado las riendas del negocio Ana y Natalia Redondo, una nueva generación, que junto a 9 trabajadores están implantando la firma en la venta on line.

Casi tan antigua como Sobrinos es Maderas Susaeta, tercera de las pymes galardonadas, fundada en 1941 es la única serrería que permanece activa en Miranda de Ebro, ciudad que llegó a tener otras cinco más. En la actualidad está dirigida por la tercera generación y cuenta con seis trabajadores.

El éxito de las grandes empresas suele ser visible, pero Cajaviva cree en el inmenso valor de lo pequeño, de la contribución de muchos, y de los que conforman el 99% de la economía y el 60% del empleo: las pymes, las explotaciones, los empresarios autónomos y todos aquellos que siguen empeñando su palabra en su actividad profesional, como los galardonados.