Monica VALLEJO
Publicado el febrero 28, 2019, 5:35 pm
FavoriteLoadingAñadir a favoritos 6 mins

Fernando Bernal

Fernando Bernal lleva la gracia en la sangre. Desde pequeño siempre le gustó hacer reír a la gente, “era el gracioso de la clase”, admite y, como no puede ser de otra manera, lleva disfrutando toda la vida de las chirigotas y comparsas de su Cádiz natal.

Gracias a ese talento innato cautivó al jurado del I Concurso de Monólogos de Fundación Caja Rural Burgos con su monólogo ‘Hay gente pa to’ alzándose con el primer premio. Y es que era raro el momento en el que no se escuchasen las carcajadas de los asistentes.

 

Humorista de profesión

Desde hace 5 años, Fernando se dedica profesionalmente a ser monologuista. Anteriormente regentaba un negocio pero la crisis le obligó a cerrarlo y tuvo que reinventarse. Pensó en aquello que le gustaba de siempre que era hacer reír y consiguió abrirse camino en este mundo y vivir de ello, aunque reconoce que es no es fácil. “Cuesta mucho trabajo vivir del humor, pero tengo la suerte de que el destino me ha acompañado en ello”.

En este sentido, decidió participar en el famoso concurso de televisión Got Talent y quedó semifinalista, lo que le ha abierto muchas puertas. “Cosas como estas hacen que la gente te vaya conociendo y recomendando y fue una experiencia muy positiva porque todo el jurado me dio una valoración positiva”, explica Bernal.

Sin ir más lejos en este período Fernando ha conseguido más de 33 premios nacionales y ha realizado más de 500 actuaciones por toda España. Aunque apunta que cada vez se presenta a menos concursos porque es el momento de dejar que otros cómicos aparezcan en escena. “Hace un par de años que no voy casi a concursos. Cuando ya eres más conocido hay que pasar el relevo a la gente nueva que viene pisando fuerte”.

 

Un estilo propio

Su secreto para hacer reír al público es tratar con su gracia andaluza, temas de la vida cotidiana que todo el mundo experimenta. “Hablo de cosas que se me van ocurriendo por ejemplo la infancia, la antigua EGB, gente que hace preguntas tontas y lo voy puliendo y probando hasta quedarme con lo que veo que da mejor resultado”, detalla el monologuista.

Y es que su estilo es propio. Reconoce que no trata de imitar a nadie, no tiene referentes porque no consume mucha comedia, únicamente se basa en el humor andaluz “de doble sentido y rápido”.

Por eso, cuando le preguntamos en la forma de prepararse los monólogos, Fernando nos explica que no le gusta hacerlo como es habitual delante de un espejo o con gente cercana que le escuche. “Mi misma mujer dice que jamás me ha visto ensayar. Yo lo tengo en la cabeza, escribo unos detalles en el ordenador y luego cuando voy al gimnasio o a andar voy practicando, me cronometro y veo si tengo que cambiar algo de lugar y ya es cuestión de probar”, comenta Bernal.

 

La risa como terapia

Para Fernando, hacer reír a la gente es una satisfacción doble. Por un lado, porque considera que es muy complicado que una persona en un escenario con solo un micrófono consiga que el público se ría y se lo pase bien.

Por otro, porque ver a la gente llorando de risa y recibir sus felicitaciones es sinónimo de un trabajo bien realizado. “Que la gente te diga que se lo ha pasado bien es una gran recompensa, porque el objetivo de mis monólogos es ese, que sea una terapia para que la gente olvide sus problemas por un rato y se divierta”, señala Fernando.

Eso mismo experimentó al ser el ganador del Concurso de Monólogos de Fundación Caja Rural Burgos, un concurso en el que disfrutó del lugar y de la respuesta del público al ver sus sensaciones. “Tuve la suerte de ganar porque fue un certamen competitivo, los demás lo hicieron muy bien”, reconoce también ante las actuaciones de sus rivales.

Fernando Bernal, volverá a nuestra ciudad a hacernos reír el próximo 8 de marzo en la Gala Provincial del Deporte Burgalés. No cabe duda de que los asistentes saldrán con agujetas en la tripa. 🙂

(En el minuto 32:09 puedes ver la actuación de Fernando Bernal).