Monica VALLEJO
Publicado el agosto 14, 2018, 1:18 pm
FavoriteLoadingAñadir a favoritos 7 mins

Cristina Martín, presidenta de JEARCO

Emprender nunca ha sido un camino fácil. Y más aún cuando los que dan este paso son personas que no tienen experiencia en la creación de una empresa desde cero. Pero, muchas veces, la ilusión y las ganas de materializar una idea de negocio son más fuertes que el miedo al posible fracaso. Y con trabajo y ayuda, siempre se puede cumplir ese sueño.

De esta manera, surgió la Asociación JEARCO para ayudar a estos jóvenes emprendedores en la zona de Aranda de Duero y el resto de la comarca ribereña, y con  la que Cajaviva y Fundación Caja Rural Burgos colaboran en su afán de promover el emprendimiento en todas su formas por toda la provincia burgalesa.

Formar, asesorar, informar y ofrecer espacios de networking son los objetivos de JEARCO para con sus socios: todos aquellos empresarios y empresas jóvenes de la comarca. “Ayudamos tanto a empresarios jóvenes, considerados como tal los menores de 40 años, como a aquellas empresas que se inician en este mundo o que están en los primeros años de vida y necesitan asesoramiento para impulsarse”, explica Cristina Martín la presidenta de JEARCO.

 

La formación de los nuevos emprendedores

En la actualidad JEARCO engloba cerca de 60 empresas de múltiples sectores diferentes que obtienen asesoramiento de los técnicos para desarrollar su negocio y a la vez colaboran entre ellas para tomar referencias, darse visibilidad e incluso intercambiarse servicios y conseguir posibles clientes. “El networking entre las diferentes empresas es lo más enriquecedor de este proyecto”, destaca Martín.

Esta es una de sus líneas de actuación más importantes para los emprendedores, pero también les imparten talleres para enseñarles toda la información necesaria en la fase previa del emprendimiento, como el desarrollo del plan de empresa, la búsqueda de financiación, etc.

Por otro lado, ofrecen ciclos de formación entre los que destacan el evento ‘Vinos Jóvenes Emprendedores’. “Invitamos a un ponente emprendedor de renombre con cierto recorrido que nos cuente su experiencia y nos pueda servir de modo ilustrativo”, comenta la presidenta de JEARCO.

 

Conocer la cultura empresarial

Pero una de sus actuaciones más ambiciosas va más allá de la ayuda a los jóvenes emprendedores. Se trata de la difusión de la cultura emprendedora entre los más pequeños con el programa ‘pequeños emprendedores’. Desde JEARCO, han recorrido varios centros educativos de Aranda y la comarca para explicar a los chicos de entre 11 hasta 14 años qué es ser emprendedor y proponerles poner en marcha su propio proyecto.

Así, este año más de 200 escolares han participado en este programa siguiendo todos los pasos para crear sus propias empresas: desde la inscripción en el registro, la búsqueda de la financiación hasta la puesta en venta de sus productos. Una actividad “esencial” para Cristina Martín que considera de vital importancia difundir la cultura empresarial entre los más pequeños.

“A mí de pequeña nunca me nunca me explicaron qué es ser emprendedora y no me había planteado montar mi propia empresa. Nosotros les decimos que si tienes una idea, un sueño, se puede materializar y cómo llevarla a cabo. Ellos trabajan en equipo y ven las sombras y las luces de lo que es ser emprendedor. Es una opción que conocen y pueden optar a ella”.

 

JEARCO

 

Una vía de crecimiento económico y social

Cristina Martín como una joven emprendedora más (abrió su negocio de consultoría y coaching personal en 2015), anima a todo aquel que quiera emprender en la Ribera a que de ese paso porque considera que es un enriquecimiento a nivel global. “El que se atreve a emprender está generando una vía de negocio con la que poder subsistir y con la que poder dar trabajo y mover la economía. También es un enriquecimiento social, porque el que haya empresas que ofrecen algo diferente hace que una sociedad como la de nuestra comarca llegue más lejos”.

Aunque antes de emprender, recomienda que tener un recorrido laboral habiendo trabajado por cuenta ajena es clave para que el negocio sea más acertado. “Al final la confianza en uno mismo es el 90%, el darse la oportunidad porque el mayor fracaso es no intentarlo. Las cosas vienen, pero siempre con persistencia”.

En esta línea, Cristina agradece la colaboración y confianza depositada por la Fundación Caja Rural Burgos y Cajaviva Caja Rural con JEARCO para poder desarrollar muchas de sus actuaciones y apoyar el emprendimiento en la comarca. “Gracias a Cajaviva a la Fundación hemos podido llevar a cabo el programa Pequeños Emprendedores, nuestra incubadora de emprendedores que repercute sobre mucha población. También nos ofrecen la figura del facilitador financiero, una línea muy importante porque el que haya una entidad financiera que respalda al emprendedor es fundamental para ellos y para nosotros”.  

Además de todas sus actuaciones, desde JEARCO su objetivo a largo plazo es apostar más a fondo por la formación para facilitar el mundo emprendedor en la Ribera. “La formación es esencial para que los emprendedores tomemos habilidades y recursos para seguir haciendo lo que hacemos, pero mejor”, concluye la presidenta de esta asociación.