La ayuda agroambiental a la remolacha se verá reducida de los 500€/ha comprometidos a 350

Publicado el septiembre 04, 2015, 9:24 am
FavoriteLoadingAñadir a favoritos 3 mins

A comienzos de la semana pasada Bruselas daba el visto bueno al Programa de Desarrollo Rural 2014-2020 presentado por la Junta de Castilla y León. Dentro de la programación del mismo se encuentran los pagos para compromisos agroambientales y climáticos de los que forma parte la ayuda agroambiental a la remolacha que está previsto que se conceda durante cinco campañas, comenzando en la 2015/16 y finalizando en la 2019/20.

Tras un primer análisis del texto aprobado, la ALIANZA destaca varios cambios novedosos sustanciales respecto del diseño inicial que la Administración hizo de la ayuda (y que quedó plasmado en la Orden AYG/1129/2014 reguladora de bases). Y la peor conclusión es que de los 500€/ha comprometidos esta cantidad se verá reducida, en la mayoría de los casos, a 350n por el el endurecimiento de los nuevos compromisos a cumplir

    En concreto, por un lado, se recoge la obligatoriedad de incluir en la rotación de la explotación el cultivo de leguminosas, proteaginosas y/o crucíferas en una superficie equivalente a la del contrato agroambiental suscrito por parte del agricultor con la Administración. Asimismo se obliga a realizar una enmienda con uno de estos cultivos en el caso de parcelas situadas en zonas vulnerables a nitratos. Por eso, para poder recibir los 350 €/ha del importe básico de la ayuda, los remolacheros tendrán que realizar estos mayores compromisos sobre los ya establecidos en su día en la normativa.

    Por otro lado, según destaca la ALIANZA desaparece la posibilidad de poder acogerse voluntariamente al compromiso que permitía acceder a una ayuda adicional de 50 €/ha siempre que se utilizara maquinaria que permitiera eliminar la  mayor parte de la tierra durante el proceso de carga de la remolacha para su transporte a fábrica.

    De confirmarse finalmente, desde la ALIANZA UPA-COAG se denuncia el recorte en el importe inicialmente previsto de la ayuda así como el endurecimiento de los requisitos a cumplir por parte de los remolacheros, a la vez que considera “que da al traste con las expectativas que se trasladaron desde la Administración al sector en su día, cuando desde esta se comprometieron 500 €/ha. Estos 500 €/ha van a quedar reducidos a 450 €/ha en el mejor de los casos (siempre que se realice un abonado sideral de leguminosa que permite una ayuda adicional de 100 €/ha), aunque el 95% de los agricultores verá la ayuda limitada a un máximo de 350 €/ha”.