Los ganaderos de porcino «esquivan» la crisis de Campofrío

Publicado el diciembre 30, 2014, 6:36 pm
FavoriteLoadingAñadir a favoritos 4 mins

Campofrío ha cumplido con sus compromisos y el sector del porcino no ha sufrido las consecuencias del incendio que calcinó la planta de La Bureba el pasado 16 de noviembre. Tras el susto inicial, la empresa cárnica aseguraba que se mantenía en funcionamiento el matadero (Carnes Selectas), lo que garantizaba la salida de la mayor parte de la producción de cerdos en Castilla y León. Sin embargo, quedaba una pequeña incertidumbre, la vinculada directamente al trabajo que se hacía en la fábrica de Gamonal, que el tiempo, y los hechos, han disipado.

Carnes Selectas ha continuado recibiendo los alrededor de 7.000 cerdos diarios, de los que el 80 por ciento procede de cebaderos de toda la región y un 20 por ciento de los ubicados exclusivamente en Burgos. Los animales listos para su envío cuando se produjo el incendio se recogieron sin problemas en la planta del Polígono de Villalonquéjar, y los ganaderos ya están trabajando con una nueva remesa de cerdos a los que cebar, según explica Dositeo Martín, de UCCL. “El matadero ha seguido sacrificando al 100 por cien”, insiste, cumpliendo con el compromiso que adquirieron tras la desgracia.

La multinacional ha conseguido salvar la situación. Y es que, mientras el 50 por ciento de lo que se mata en Carnes Selectas se va al extranjero, puesto que Campofrío abastece a más de 40 países, y otro 25 por ciento se consume en fresco, el 25 por ciento restante era transformado directamente en la planta quemada. Este era el punto más conflictivo, recuerda Martín, pero como la empresa ha recolocado a trabajadores de Burgos en sus factorías Soria y Valencia, incrementando la producción de estas, también ese 25 por ciento ha quedado garantizado.

1,5 millones de cerdos más

Es más, el optimismo con el que la cárnica encara el futuro les ha llevado a asegurar que, con la nueva planta de Burgos en marcha, es posible que incrementen la producción. Si fuera así, se requeriría de un mayor abastencimiento, cifrado en nada más y nada menos que el doble de cerdos matados. Es decir, en estos momentos, por Carnes Selectas pasan al año 1,5 millones de animales, pero las previsiones de Campofrío es poder aumentar la actividad en otros 1,5 millones. Es por ello que también están animando a los productores a ampliar o abrir nuevos cebaderos.

Desde UCCL reciben con alegría esta iniciativa, puesto que el sector agrario y ganadero es prácticamente el único que garantiza el asentamiento de población en el medio rural. Sin embargo, Dositeo Martín recuerda que el porcino no suele ser muy querido entre los más jóvenes, porque es muy sacrificado y está sometido a las variaciones del mercado europeo, en lo que a precio se refiere. Es verdad que la crisis ha animado a muchos a volver al campo, pero las reducciones de las ayudas de la Junta de Castilla y León a la mejora de explotaciones ganaderas también están haciendo mucho daño al sector.