“Los resultados de nuestra sanidad animal nos sitúan en la mejor posición para competir en el mercado nacional e internacional”

Publicado el marzo 18, 2016, 10:14 am
FavoriteLoadingAñadir a favoritos 5 mins

Quizás sea por la formación de veterinario, quizás sea por conocer perfectamente lo complicado que siempre es el tema de sanidad animal pero Jorge Llorente, el director general de Producción Agropecuaria e Infraestructuras Agrarias de la Consejería de Agricultura y Ganadería, se muestra especialmente orgulloso del balance de la Campaña de Saneamiento Ganadero 2015, fruto “de un trabajo, duro riguroso y serio de todo el sector pero especialmente de ganaderos y veterinarios siguiendo las directrices que se han marcado en los últimos desde la Administración Regional, hemos conseguido unos resultados que nos sitúan en la mejor posición para comercializar nuestro animales tanto en el mercado nacional como en el internacional”

Basta con repasar los cuadros y cifras que se adjuntan a estas líneas para comprobar como el trabajo realizado está dando ya frutos muy importantes que están provocando que otras comunidades ya estén mirando el modelo de Castilla y León para buscar esa mejoría de la sanidad animal que permita salir competir especialmente a los mercados mundiales donde los requisitos que se reclaman, en este sentido, son extremadamente exigente, pero donde se ofrece una oportunidad de negocio que “desde luego nuestro sector ganadero no debe desaprovecha”, afirma Llorente.

Por lo que se refiere a las cifras de la tuberculosis bovina, desde la Administración Regional se destaca como el número de explotaciones positivas sobre el total de las saneadas ha caído ya por debajo del 2% en 2015, exactamente al 1,93%, recordando que en 2014 era de 2,22% y en 2013 se elevaba hasta los 2,88%. Evolución que significa que, en apenas, se ha producido una reducción del 33%. “De cada 100 vacas que se analizan menos de 2 son positivas”

En este apartado el director general de Producción Agropecuaria e Infraestructuras Agrarias de la Consejería de Agricultura y Ganadería se muestra especialmente orgulloso del trabajo realizado en Salamanca “la provincia que tiene más vacas de toda España, con la complejidad que supone que sean muchas de ellas en extensivo… pero, especialmente el trabajo de los ganaderos, ha permitido que en sólo tres años la prevalencia se ha reducido a la mitad pasando de los 4,32% de 2013 a los 2,18% de 2015”.

Además, 47 unidades veterinarias de las 103 que se encuentran repartidas por toda la Comunidad, no cuentan con explotaciones positivas en tuberculosis bovina, por lo que su prevalencia es cero.

Esas cifras en lo que a tuberculosis bovina son especialmente interesantes si se tienen en cuenta las de otras comunidades autónomas que compiten directamente con Castilla y León como Andalucía, Castilla La Mancha o Extremadura, aunque sean de 2014, sitúan esos valores en los 11,51, 7,21 y 4,62%.

En brucelosis bovina, la prevalencia en Castilla y León se sitúan en 2015 en el 0,18%, lo que representa otro significativo descenso frente a 2014 y 2013 cuando fueron 0,23% y 0,33%, respectivamente. dato que sitúa a esta región a niveles de erradicación.

Aquí, es muy significativo el 0% que registran Burgos, Soria o Valladolid en los últimos tres años por lo que la Administración Regional va a solicitar a la Comisión Europea el estatus de “oficialmente indemne”, es decir, la consideración de “libre” de esa enfermedad ganadera para las citadas provincias.

El director general de Producción Agropecuaria e Infraestructuras Agrarias, Jorge Llorente, quiso destacar ante AGRONEWS los resultados alcanzados en la tuberculosis caprina, recordando que  sólo Castilla y León y Murcia mantienen un programa de saneamiento específico para esta cabaña y, a fecha actual, únicamente el 1 % de las explotaciones de la región ha tenido algún animal positivo. “Estos datos hacen que nuestros animales sean especialmente valorados en otras comunidades autónomas, de tal forma que las reproductoras de Castilla y León alcanzan precios tres veces mayores que las de otras procedencias, como consecuencia de la garantía sanitaria que ofrecen”.

Llorente quiso destacar y recalcar que “la sanidad animal debe ser una preocupación prioritario de todos y cada uno de los ganaderos de Castilla y León, es un problema de todos y en el que si conseguimos seguir mejorando los resultados vamos a tener un importante retorno al esfuerzo realizado”