LOS SECTORES EUROPEOS LÁCTEO Y PORCINO EN PIE DE GUERRA

Publicado el septiembre 04, 2015, 10:02 am
FavoriteLoadingAñadir a favoritos 5 mins

Los productores de leche, y también de porcino, se han manifestado a lo largo del verano en muchos Estados miembros para reclamar ayudas frente a las dificultades de mercado que atraviesan. Los precios de la leche han caído en un 20% en un año, aunque, según la Comisión Europea, se mantienen en niveles “razonables”.

En España, Francia, Reino Unido, Bélgica, Portugal y Alemania, los ganaderos, en particular los de leche y porcino, han protagonizado actos de protesta para dar cuenta de sus dificultades, bloqueando industrias lácteas, mataderos o carreteras. Para el 7 de septiembre, coincidiendo con el Consejo Agrícola extraordinario, se ha convocado una gran manifestación europea en Bruselas.

A nivel comunitario, los productores de leche son los que sufren un descenso más acusado de los precios. Sin embargo, en la rueda de prensa que dio el 26 de agosto para abordar la situación de los mercados agrarios, el comisario de Agricultura, Phil Hogan, estimó que el sector europeo no está en una situación de crisis, “aunque hay desafíos a los que hacer frente”. El precio medio de la leche en la UE se situaba el pasado 5 de agosto en 30,03 céntimos de euro por litro, frente a los 36,9 céntimos de un año antes, lo que supone una caída media del 20%. En opinión de Bruselas, se trata de una volatilidad normal dada la situación del mercado, que pide un ajuste de la producción. Según

Hogan, “30 céntimos por litro es un precio razonable, aunque en algunos Estados los precios son inferiores a este nivel”. Para el comisario, los problemas son principalmente estructurales. La contratación funciona mal, sobre todo en Francia y el Reino Unido.

Las cantidades de leche en polvo desnatada y mantequilla acogidas al régimen de ayuda al almacenamiento privado europeo han aumentado considerablemente en las últimas semanas, con 43.637 y 138.510 toneladas almacenadas, respectivamente.

Aumento de la producción europea a pesar de todo

La crisis china, el embargo ruso, la subida de los costes de la alimentación animal y el aumento de la producción internacional (en particular en Oceanía y en Estados Unidos) presionan sobre las cotizaciones. El primer exportador mundial de leche, la cooperativa neozelandesa Fonterra, anunció a principios de agosto una nueva bajada del precio de compra a sus productores (a 2,3 euros por kilo de materia seca para la campaña que finaliza el 31 de mayo de 2016) debido a una demanda débil y a los stocks excedentarios. Sin embargo, en la subasta del 18 de agosto se produjo un cambio de tendencia y se registraron subidas. Los precios fijados por la cooperativa influyen en las cotizaciones de la leche a nivel mundial.

En la UE, la producción de leche aumentó el 4,5% en 2014 ante la perspectiva de la desaparición de las cuotas lácteas. A pesar de la bajada de los precios, las entregas de leche en 2015 podrían situarse un 1% por encima de las de 2014, según las previsiones. El descenso del 1,2% observado en los tres primeros meses del año podría compensarse con un aumento del 1,6% en los demás.

El sector porcino francés en dificultades

El sector europeo del porcino también padece las consecuencias del embargo, tanto político como sanitario, impuesto por Rusia. Sin embargo, la situación varía mucho dependiendo de los Estados miembros. Es en los países bálticos, cuya producción se destinaba en gran parte a Rusia, donde la situación es más problemática. En Francia los ganaderos se han movilizado a lo largo de todo el verano. Camiones cargados con carne de porcino procedentes de España han sufrido agresiones por parte de los ganaderos franceses y se han instalado barreras en la frontera alemana. Sin embargo, la situación en el país vecino es más bien fruto de problemas estructurales, tanto de competitividad como de reparto de los márgenes en el seno de la cadena.