NO habrá incremento de la cuota de producción láctea en la última campaña de aplicación del regimén

Publicado el julio 24, 2014, 12:18 pm
FavoriteLoadingAñadir a favoritos 10 mins

La Comisión Europea renuncia a presentar una propuesta en ese sentido ante la falta de una mayoría cualificada en el Consejo a favor de la misma

Producción biológica: los Estados miembros piden que se estudien las excepciones caso por caso y rechazan una eliminación total y automática de las mismas

Los ministros de Agricultura de la Unión Europea se reunieron el 14 de julio en Bruselas en su primera sesión bajo presidencia de Italia, que presentó su programa de trabajo para este segundo semestre del año. En este encuentro abordaron de nuevo la posibilidad de que se flexibilice el régimen de cuotas lácteas en la presente campaña 2014/15, última de aplicación del mismo. Los países que defendían un mecanismo más suave para los productores de los Estados miembros que rebasen su límite de producción se encontraron enfrente con el bloqueo de los países contrarios a tal medida. La Comisión Europea, ante la falta de una mayoría cualificada a favor de un “aterrizaje suave”, no presentó propuestas en ese sentido y dio por cerrado el asunto.

La otra cuestión importante que figuraba en el orden del día de la reunión era el debate sobre la propuesta de revisión de la normativa comunitaria sobre agricultura biológica. La Comisión quiere que la agricultura biológica lo sea realmente y ha planteado la eliminación de las múltiples excepciones a las normas contempladas en el reglamento vigente. Una mayoría de Estados miembros se pronunció en contra de la eliminación total y automática de esas excepciones y pidió que se estudien caso por caso, ya que la supresión de algunas podría llevar a los agricultores a abandonar este modo de producción.

 

No habrá aumento de las cuotas de leche en 2014/2015

A falta de una mayoría clara favorable a pedir a Bruselas que revise al alza las cuotas de producción en la presente campaña 2014/15, último año de aplicación de este régimen, el Consejo cerró las discusiones sobre este asunto. No obstante, hay un grupo de países (Austria, Holanda, Alemania) que sigue presionando al comisario europeo de Agricultura para que adopte una decisión sin el respaldo de los ministros, ya que la legislación se lo permite.

Tras meses de discusiones, las posiciones no han variado. Los ministros no lograron un acuerdo para limitar la supertasa
láctea que tendrán que pagar los productores de leche que rebasen su cuota de producción en 2014/15. Una decena de Estados miembros -encabezados por Alemania, Holanda y Austria, que contaron con el apoyo de España, Polonia, Irlanda, Luxemburgo, Estonia, Bélgica y Letonia (es decir, 137 votos)- reclamaban un “aterrizaje suave” en esta última campaña de aplicación del régimen de cuotas de producción y pedían que se limitara a 110 millones de euros la supertasa, frente a los 600 millones de euros que podría alcanzar, de acuerdo con las primeras estimaciones no oficiales.

Sin embargo, había al menos once Estados miembros (Francia, Reino Unido, Portugal, Hungría, Chipre, Rumanía, Bulgaria, Croacia, Eslovenia, Eslovaquia y la República; 140 votos) que se oponían a esa medida. Tres delegaciones (Dinamarca, Suecia y Finlandia) manifestaron sus reservas al texto y no lo apoyaron. Dinamarca estimaba que el
montante pendiente de pagar era demasiado elevado y que las concesiones, como contrapartida, con las medidas de crisis una vez desaparecidas las cuotas eran demasiado importantes.

A falta de mayoría cualificada, y dado que la campaña láctea empezó ya en abril, se decidió poner fin a las discusiones sobre este asunto.

Austria, furiosa

La presidencia italiana abrió el debate sobre la base del texto que se discutió y que ya fue rechazado- el pasado mes de junio en Luxemburgo y que se apoyaba en la propuesta presentada por España. Holanda presentó en el último momento un nuevo texto a los Estados miembros para tratar de convencer a algunas delegaciones reticentes. En él proponía limitar a 110 millones de euros (suma que la Comisión Europea incluye en su proyecto de presupuesto para 2015) la
supertasa. España fue uno de los Estados miembros que se pronunció a favor del texto de compromiso presentado por Holanda. La ministra García Tejerina consideró que era un documento equilibrado, con medidas a corto, medio y largo plazo, que incluía la consolidación de las medidas existentes y actuaciones para reaccionar rápidamente en caso de crisis. Además, el texto tenía en cuenta las especificidades de las explotaciones en zonas desfavorecidas, de montaña e insulares.

La ministra recordó que para la presente campaña ya no está previsto el incremento del 1% que se ha venido aplicando
en las últimas y que la modificación del porcentaje de materia grasa podría contribuir a paliar la situación de los países en los que está aumentando la producción.

La propia Comisión planteó la posibilidad de reintroducir un incremento de la cuota del 1%, pero esta solución resultó ser complicada técnicamente, ya que una revisión del coeficiente de corrección por materia grasa de la leche en un momento dado no se traduce, con seguridad, en un aumento equivalente de la cuota al final de la campaña.
En cualquier caso, ninguna de las dos opciones salió adelante.

La delegación austriaca, que ha sido la más activa en este asunto desde hace meses, se mostró furiosa ante esa oposición y amenazó con boicotear la reunión informal de los ministros de Agricultura prevista para septiembre en Milán. El ministro Andrä Rupprechter prometió poner sobre la mesa las “ayudas ilegales” de Italia para que sus productores le reembolsen los 1.400 millones de euros que deben por el rebasamiento de las cuotas entre los años 1995 y 2009.

¿Y ahora?

Alemania, Austria y Holanda no dan su brazo a torcer. Los tres países se han dirigido al comisario de Agricultura, Dacian Ciolos, para pedirle que, a pesar de que no hay una mayoría a favor, proponga un incremento de la cuota de producción. Ciolos ha insistido en que “es un asunto demasiado importante como para que la Comisión haga uso de su poder”.

Esta decisión supondría dar una ventaja a ciertos Estados miembros (que se saltarían las reglas) frente a otros (que las respetan) y “ese no es el papel de la Comisión”, según Dacian Ciolos, que dijo estar “dispuesto a asumir políticamente esa decisión” si hubiera una mayoría cualificada del Consejo a favor de revisar la que se tomó en 2008 en el marco del
chequeo médico de la PAC. En las cinco últimas campañas, las cuotas lácteas se han incrementado en un 1% anual, pero en aquel momento no se contempló ese aumento para la campaña 2014/15.

En un primer encuentro, el 16 de julio, con los miembros de la nueva Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo, Ciolos subrayó la necesidad de que, una vez desaparecidas las cuotas, continúen las discusiones sobre el futuro del sector lácteo teniendo en cuenta la diversidad de situaciones y las expectativas a lo largo y ancho de Europa.