NO HABRÁ NUEVAS MEDIDAS DE APOYO A LOS SECTORES AFECTADOS POR EL EMBARGO RUSO HASTA QUE SE APRUEBE EL PRESUPUESTO 2015

Publicado el noviembre 21, 2014, 11:25 am
FavoriteLoadingAñadir a favoritos 21 mins

Una mayoría de Estados miembros, entre ellos España, en contra de utilizar la reserva de crisis agrícola

Las cuestiones presupuestarias ocuparon buena parte del tiempo de los ministros de Agricultura de la Unión Europea, que celebraron el 10 de noviembre la primera reunión con presencia del nuevo comisario europeo de Agricultura, Phil Hogan. Una mayoría de países, España entre ellos, se pronunció en contra de utilizar la reserva de crisis agrícola de 2015 para financiar las medidas de apoyo a los sectores afectados por el embargo ruso y también de desviar fondos agrícolas a otros ámbitos, como ha propuesto la Comisión Europea. La presidencia italiana se comprometió a dar el mensaje de los ministros de Agricultura a sus homólogos de Economía y Finanzas.

Mientras tanto, el cierre de fronteras ruso a los productos agroalimentarios euro- peos sigue impactando en ciertos sectores. Algunos Estados miembros aprovecharon la reunión del Consejo Agrícola para pedir nuevos apoyos. Sin embargo, Hogan señaló que no se tomarán más decisiones al respecto hasta que se apruebe el presupuesto del ejercicio 2015 y se sepa cuál es el margen de maniobra disponible.

EMBARGO RUSO: NO HABRÁ MÁS MEDIDAS DE URGENCIA HASTA QUE SE HAYA CERRADO EL PRESUPUESTO

El sector agrario de la UE sigue sufriendo el embargo impuesto por Rusia a sus exportaciones de productos agroalimentarios. Los ganaderos de leche de los países bálticos y de Finlandia, los productores de melocotones y nectarinas, los ganaderos de porcino, todos quieren apoyo. Sin embargo, las arcas están vacías de momento. La Comisión Europea espera que se cierren las discusiones entre el Parlamento y el Consejo para saber cuál es su margen de maniobra.

Desde que Rusia decidió aplicar un embargo a los productos agroalimentarios de la UE la Comisión Europea viene diciendo que cuanto antes se adopten las medidas más eficaces serán. Sin embargo, de momento no puede tomar decisiones hasta que se hayan cerrado las discusiones sobre el presupuesto. Los países bálticos y Finlandia reclaman desde hace semanas ayudas compensatorias para sus ganaderos de vacuno de leche, muy afectados por las restricciones de Rusia, su principal mercado de exportación. Estos Estados miembros reiteraron su petición durante el Consejo Agrícola. En una declaración común subrayan que los precios de los productos lácteos siguen bajando, sobre todo los de la leche, “provocando pérdidas inasumibles de la renta de nuestros productores de leche”. Aunque el nuevo comisario europeo de Agricultura, Phil Hogan, se mostró abierto a poner en marcha ese dispositivo de apoyo, cuyos criterios de concesión quedaron ya definidos por su predecesor, Dacian Ciolos (más del 15% de las exportaciones totales a Rusia y caída importante de los precios pagados a los productores), advirtió que no se decidirá nada hasta que el Parlamento Europeo y el Consejo lleguen a un acuerdo sobre el presupuesto para 2015. Los cuatro países citados insistieron en que el tiempo apremia y que si no se hace algo rápidamente algunos productores “podrían quebrar” y las soluciones nacionales para remediar la situación son “limitadas”.

Melocotones y nectarinas en Grecia

Otros sectores sufren también. Es el caso de los productores de melocotones y nectarinas griegos. El ministro de Agricultura de este país, Georgios Karasmanis, solicitó a la Comisión medidas de apoyo para sus productores. El 11 de agosto se puso en marcha un plan de apoyo de 35 millones de euros para este sector (cosecha en verde, retiradas para distribución gratuita, compostaje,…) pero, según Grecia, el 75% de la producción ya había salido al mercado antes de que entraran en vigor esas medidas excepcionales. Grecia exporta entre el 30% y el 35% de su producción a Rusia. Por tanto, los productores no han tenido otra opción que aceptar vender su cosecha a precios bajos, incluso inferiores a los precios de retirada, lo que supone una caída de rentas muy importante.

La petición griega contó con el apoyo de Polonia, Rumanía, Chipre y España. La ministra García Tejerina señaló que, si finalmente se decidiese compensar a los productores de nectarinas y melocotones, España también solicitaría la ayuda para sus productores. Phil Hogan precisó que, en caso de que se aprobara tal plan, sería global y no sólo para Grecia. En cualquier caso, subrayó que sin presupuesto es imposible tomar ninguna decisión al respecto. El comisario se comprometió a seguir de cerca la evolución del mercado. De momento, dijo, los precios de los melocotones y las nectarinas en Grecia son más altos que en otras zonas de la UE.

Porcino en Dinamarca

Por último, Dinamarca, con el apoyo de otros países, entre ellos Hungría, Holanda, Lituania, Irlanda y Austria, defendió la concesión de ayudas al almacenamiento privado de carne de porcino para un período de seis meses. El comisario Hogan rechazó la solicitud por considerar que ello no haría más que retrasar el problema y saldría muy caro (del orden de 100 millones de euros).

Durante un encuentro con la prensa, el ministro francés de Agricultura, Stéphane Le Foll, no se mostró contrario a este tipo de solución, pero precisó que lo principal es encontrar nuevos mercados para la exportación. “Hay que pensar en el apoyo a las exportaciones”·aunque ahora mismo no estemos “todavía en un período de crisis” en el sector del porcino.

Le Foll, que mantuvo un encuentro con sus homólogos alemán (Christian Schmidt) y polaco (Marek Sawicki), anunció que Francia está trabajando en unas propuestas para hacer frente al embargo ruso que presentará durante el Consejo Agrícola del 15 de diciembre. Entre las ideas que baraja figuran las siguientes: dar más flexibilidad a las organizaciones de productores y revisar los precios de retirada. En general, el ministro francés quiere que el documento incluya los instrumentos que permitan anticiparse mejor a las crisis, sobre todo en el sector lácteo una vez que desaparezcan las cuotas de producción. Dijo ser consciente de que los dispositivos de penalizaciones que se rechazaron durante las discusiones sobre la reforma de la PAC no podrían convencer a una mayoría en el seno del Consejo. En todo caso, todas estas medidas necesitarán un presupuesto para 2015.

PRESUPUESTO: EL DEBATE SE ENDURECE

Mientras los Estados miembros y el Parlamento Europeo tratan de llegar a un acuerdo sobre el presupuesto de 2015 y sobre los retrasos en los pagos de la UE, la mayor parte de los ministros de Agricultura de los 28 han pedido a sus colegas de Finanzas que garanticen el próximo año una dotación suficiente del presupuesto para la PAC con el fin de hacer frente al embargo ruso contra los productos agroalimentarios de la UE. Y ello sin recurrir a la reserva de crisis agrícola, que se alimenta con un recorte de los pagos directos, ya que, en caso de que se utilizara ese recurso, se estaría penalizando doblemente al sector.

Los ministros de Finanzas de la UE -queestaban reunidos al redactar esta información- y el Parlamento Europeo deberían cerrar el 17 de noviembre su proceso de “conciliación” sobre el presupuesto comunitario 2015. Sin embargo, los diputados quieren saber primero cómo van a pagar los Estados miembros las facturas pendientes de 2014, que podrían sumar un montante de 28.000 millones de euros para fin de año.

En este difícil contexto, los ministros de Agricultura confiaron a su colega italiano, Maurizio Martina, que preside el Consejo Agrícola, la tarea de informar al presidente del Consejo de Economía y Finanzas, Pier Carlo Padoan, de su rechazo al proyecto de nota rectificativa de la Comisión Europea al presupuesto 2015 de la UE. Esta última propone reorientar los ingresos presupuestarios suplementarios de la PAC (entre ellos los procedentes de la supertasa láctea) a otros ámbitos y utilizar la reserva de crisis agrícola de 2015 para financiar las medidas de apoyo adoptadas frente al embargo ruso. Hay que recordar que esta reserva se constituye reduciendo en un 1,3% los pagos directos 2014 de los agricultores y ganaderos comunitarios.

Una carta y una declaración común

Los ministros de Agricultura de 22 Estados miembros, entre ellos España, firmaron una declaración común en la que subrayan su rechazo a la propuesta de la Comisión de “reducir las partidas del Fondo Agrícola Europeo en 488 millones de euros en el presupuesto 2015” y solicitan que esos fondos “se utilicen para financiar las medidas de crisis relacionadas con el embargo ruso”.

Esta declaración se adjuntó como anexo a la carta del presidente del Consejo Agrícola al presidente del Consejo de Economía y Finanzas, en la que también subraya que la reserva de crisis de la PAC de 2015 (433 millones de euros) “no debe utilizarse para financiar esas medidas” sino que “debe preservarse para mantener nuestra capacidad de respuesta en caso de una crisis más profunda o una nueva crisis a lo largo del próximo año”. Ante la prensa, Maurizio Martina declaró que “para la gran mayoría de Estados miembros la propuesta de la Comisión no responde a las necesidades del sector agrario, ya bajo presión debido al impacto del embargo ruso”. “La agricultura europea –añadió- no puede pagar dos veces por las consecuencias de este embargo”.

Alemania apoya pero no firma

El ministro alemán no firmó la declaración común. Le dio su “apoyo” pero todavía debe consultar con su Gobierno. Al menos eso es lo que dijo ante los periodistas el ministro francés, Stéphane Le Foll, tras un almuerzo con sus homólogos del llamado grupo de Weimar (Alemania, Francia, Polonia). Tampoco se sumaron a la declaración Suecia, Dinamarca y Holanda, mientras que el Reino Unido consideró que este asunto no es competencia del Consejo Agrícola. Italia también apoyó la declaración pero, al ser la presidencia, no pudo firmar el texto.

Por su parte, las organizaciones y cooperativas agrarias de la UE (COPA- COGECA) aplaudieron “que los ministros de Agricultura se opongan abiertamente a recortes en los gastos agrícolas de la UE en 2015”.

Los argumentos de García Tejerina

Además de firmar la declaración común con los otros países, durante su intervención en el Consejo, la ministra española de Agricultura, Isabel García Tejerina, señaló los motivos por los que no comparte el procedimiento de la Comisión Europea en relación con la utilización de la reserva de crisis para financiar las medidas de apoyo frente al embargo ruso:

-“Porque deja vacío de contenido el procedimiento establecido para movilizar la reserva de crisis en el Acuerdo Interinstitucional sobre disciplina presupuestaria, cooperación en materia presupuestaria y buena gestión financiera.

-Porque asienta un precedente preocupante en la elaboración de futuros presupuestos, en donde la reserva de crisis puede acabar siendo un comodín presupuestario para atender necesidades en otras políticas a costa de la Rúbrica 2.

-Porque vulnera el propósito con el que fueron concebidos los “ingresos asignados” procedentes de la recaudación de la tasa láctea y de las correcciones financieras; sería paradójico que los mismos ganaderos que paguen la tasa láctea, vean reducidas sus ayudas directas por tener que recurrir a la reserva de crisis como consecuencia del veto ruso.

-Porque vulnera también el principio de confianza de los Estados miembros en la Comisión, pues desde que comenzó esta crisis ligada al veto ruso fuimos informados de que los gastos se sufragarían con cargo a los créditos de la Rúbrica 2, sin necesidad de incrementarlos.

-Porque deja a la Comisión sin capacidad de respuesta sin que apenas haya empezado el ejercicio presupuestario. No podemos dar por acabadas las consecuencias del veto ruso y no sabemos qué nos deparará 2015. Sin embargo, la nota rectificativa, deja a la Comisión sin margen presupuestario para adoptar medida alguna”.

Phil Hogan: una situación presupuestaria tensa hasta 2020

Phil Hogan, que asistió a su primer Consejo como comisario de Agricultura, prometió a los ministros que informaría de su posición al colegio europeo. Sin embargo, señaló que es imposible ignorar la situación, muy tensa, del presupuesto comunitario, a saber, la falta de créditos de pago, una situación que persistirá a lo largo de todo el período financiero 2014-2020.

Según él, en este difícil contexto presupuestario, también para la agricultura, habrá que garantizar que las medidas de la PAC estén bien orientadas, incluso más que antes.

La Comisión trata de desdramatizar

Por su parte, la directora general de Presupuestos de la Comisión de Bruselas, la española Nadia Calviño, que compareció ante la Comisión de Presupuestos del Parlamento Europeo, explicó que, de acuerdo con las estimaciones provisionales del coste de las medidas adoptadas frente al embargo ruso –ysobre la base de su aplicación real y de la verificación en curso- la reserva de crisis será suficiente para cubrir todas las necesidades de compensación en 2015.

Incluso, añadió, es muy probable que, de los 433 millones de euros con que cuenta la reserva, queden 188 millones de euros (y no 88 millones, como se había previsto inicialmente).

Nadia Calviño aseguró también que la PAC dispone de fuentes de financiación suficientes, contrariamente a otros sectores, y citó la utilización del margen existente por debajo del techo anual de gastos agrícolas (734 millones de euros tras la nota rectificativa de la Comisión).

“Chocante”

Los ministros de Finanzas de los 28 acordaron el 7 de noviembre que el Reino Unido pueda escalonar hasta el 1 de septiembre de 2015 el pago de la partida adicional de 2.100 millones de euros que deberá aportar al presupuesto de la UE. Esta disposición busca satisfacer al primer ministro británico, David Cameron, que subrayó su rechazo a pagar esta factura en la fecha límite prevista del 1 de diciembre de este año (y quiere ganar tiempo de cara a las elecciones británicas de mayo de 2015).

Esta opción está abierta a todos los Estados miembros que tengan que aportar una contribución suplementaria importante al presupuesto comunitario tras la revisión de los PIB nacionales. Holanda, por ejemplo, debe pagar un montante adicional de 700 millones de euros en el año 2014.

Tras la reunión ministerial de los 28, el presidente de la Comisión de Presupuestos del Parlamento Europeo, Jean Arthuis, señaló que “el hecho de que el Consejo no haya dedicado tiempo a debatir cómo se pagarán las facturas de 2014 o la estructura del presupuesto del próximo año es chocante, sobre todo en un momento en que los ciudadanos están cada vez más decepcionados con la forma en que Europa está gestionando sus asuntos. El Consejo se ha limitado a abordar la cuestión de la Renta Nacional Bruta que no afecta al presupuesto”.

ARTÍCULO ANTERIOR

Diario Oficial Normativa

SIGUIENTE ARTÍCULO

Panorama