Publicado el mayo 11, 2016, 8:53 am
FavoriteLoadingAñadir a favoritos 6 mins

sutdfjvkjbl
El pasado 5 de mayo, a las 18.30 horas, tuvo lugar en el Salón de Actos de Cajaviva la entrega de premios de la XXIV Olimpiada provincial de Matemáticas Ezequiel Santamaria. Estuvieron presentes el gerente de la Fundación Caja Rural Burgos, Germán Martínez; el director provincial de Educación, Juan Carlos Rodríguez Santillana; y el presidente de la Sociedad Castellano y Leonesa del Profesorado de Matemáticas “Miguel de Guzmán” sección provincial de Burgos, que atendieron a los medios y protagonizaron el acto.

Las matemáticas no pasan de moda

Tuvo lugar una interesante charla de divulgación científica y matemática a cargo del profesor del Departamento de Ingeniería Civil, Área de Lenguaje y Sistemas Informáticos de la Escuela Politécnica Superior, Carlos Pardo Aguilar, que impartió la conferencia “La computación: de los algoritmos antiguos al ordenador’”.

Después se procedió a la entrega de diplomas y trofeos a los alumnos y alumnas finalistas de la presente edición de la Olimpiada y a los vencedores de la prueba de grupos. Entre los finalistas, se nombró a José Luis Alonso como mejor clasificado entre los participantes de 1º de ESO y a Gonzalo Melchor como el mejor clasificado entre los de 3º de ESO

Tuvimos la oportunidad de charlar con alguno de los participantes que nos contaron como fue el proceso y qué pruebas tuvieron que superar para clasificarse en esta Olimpiada Matemática, esto nos sirvió para corroborar que en esta “competición” los números y el conocimiento se mezclan con la ilusión que desprende cada uno de estos jóvenes intelectos.

Los protagonistas de esta Olimpiada Matemática

Diego Velasco tiene 13 años y cursa 2º de ESO en el Colegio Blanca de Castilla. “Realizamos unos problemas y pruebas por equipo”, explica. Me gustan mucho las matemáticas, y he ido cogiendo práctica con el tiempo, creo que de mayor quiero ser director de empresa” comenta este joven soñador y ambicioso.

Los alumnos de 2º  Álvaro Fernández, Carmen Marcos y  Diego Velasco y de 4º Mario Andino  y Sergio de la Cruz representarán a Burgos en la Olimpiada Regional de Matemáticas, que se celebrará en Ávila los días 27, 28 y 29 de mayo. Los alumnos de 2º de ESO que resulten ganadores en Ávila, representarán a Castilla y León en la Olimpiada Nacional.

 

jfvhbknmljkhgjcvhb

David Aguilar con 14 años es alumno de Concepcionistas, y al igual que a su compañero Diego, le picó la curiosidad por las matemáticas a una edad muy temprana, sueña con ser médico y ya apunta maneras. “Tuvimos que hacer cuatro problemas, para los que nos dejaron hora y media y eran de bastante dificultad, así que tuvimos que buscar estrategias para resolverlos. Más tarde, una prueba por equipos, y había que resolver los problemas todos juntos y en función de los problemas que resolvieras, te daban un número de carteles con los cuales hacías como un bingo”, comenta.

Esther Carcelén estudia en el Instituto Comuneros de Castilla y tiene 14 años, en su opinión “lo más difícil fueron las pruebas en grupo, porque al haber distintos niveles pues algunas veces no sabías resolver un problema y nadie lo sabía hacer en el grupo, porque dependía de las edades”, dice “Es la primera vez que acudo a unas Olimpiadas Matemáticas, pero he participado en Canguros Matemáticos, que es también un programa para chicos y chicas a los que nos gustan las mates”. Ella quiere ser profesora de universidad y con la trayectoria con la que cuenta a su corta edad no nos cabe duda de que las puertas de cualquier universidad se abrirán encantadas para recibirla en unos años.

Carmen Marcos también es alumna del Instituto Comuneros de Castilla y tiene 14 años, al igual que su compañera Esther piensa que “lo más difícil fue la prueba de grupo porque había problemas que eran para niveles de tercero o cuarto, así que la mayoría no sabíamos cómo resolverlos”. Carmen prefiere los problemas de lógica que de números y con una bonita sonrisa a través de la que se perciben incertidumbre y ganas de seguir aprendiendo concluye que no tiene ni idea de lo que quiere ser de mayor.

Mediante este proyecto profesores y alumnos trabajan codo a codo para fomentar el compañerismo y poder disfrutar de una pasión que les une, las matemáticas. Estos chicos y chicas cargados de ilusión y ganas ven que su esfuerzo es recompensado y por ello desde aquí seguimos animándoles en esta XXIV edición de Olimpiadas Matemáticas y en todas las que están por venir.