Fundación Caja Rural Burgos
Publicado el julio 13, 2017, 8:34 am
FavoriteLoadingAñadir a favoritos 5 mins

Préstamos de sequía

Este año ha sido un año complicado para el sector agrario. Con las fuertes heladas y granizadas en invierno y la abundante sequía en verano, muchos cultivos se han dañado o se han destruido produciendo importantes pérdidas para los agricultores.

Igualmente, aunque su situación no es tan trágica, los ganaderos también han sufrido estas consecuencias climáticas en los pastos sembrados para su ganado.

Por eso, Cajaviva Caja Rural pone a disposición de sus clientes los préstamos de sequía, un tipo de financiación destinada a ayudar a los agricultores y ganaderos que se hayan visto afectados por esta situación.

Para explicarnos todos los detalles y características de este préstamo, hemos hablado con Adrián Barriuso, director de la unidad agraria de Cajaviva Caja Rural.

 

¿En qué consiste el préstamo de sequía?

Se trata de un crédito, que lleva tres años en funcionamiento, destinado a paliar los efectos producidos por la sequía o por las heladas en las cosechas.

Los préstamos de sequía están avalados por SAECA (Sociedad Anónima Estatal de Caución Agraria), una sociedad de garantía recíproca que asegura el préstamo al sector primario de la economía española.  

 

¿A quién está dirigido y qué requisitos hay que cumplir?

El préstamo de sequía está dirigido a cualquier agricultor o ganadero a título principal y que tenga más del 50% de sus ingresos de la agricultura o de la ganadería, sin excluir ningún tipo de cultivo. Además, para poder conceder este crédito primero tiene que contar con el aval de SAECA.

 

¿Qué modalidades existen?

Existen dos variantes del préstamo de sequía:

  • La primera, un crédito de hasta 40.000 euros para circulante, es decir, para los pagos que realizan los agricultores al año: abonos, herbicidas, gasóleo o para la inversión en maquinaria. Estos préstamos son hasta 5 años con uno de carencia.
  • La segunda se trata de una cantidad de hasta 80.000 euros para reestructuración de préstamo, dirigida especialmente a ganaderos que tengan préstamos a un tipo de interés más alto y los quieran cancelar para tener más respiro económico en el tiempo. Estos, son hasta 10 años con uno de carencia.

 

¿Existe algún tipo de subvención para pagarlo?

Sí. Como novedad, este año la Junta de Castilla y León se ha comprometido a bonificar los intereses de estas dos modalidades de préstamos.

  • En primer lugar, a todos aquellos agricultores a título principal que tengan el Seguro Agrario y que se comprometan a mantenerle durante los 3 próximos años, les puede dotar de una bonificación del 1,50%.
  • En segundo lugar, a aquellos que no tengan Seguro Agrario pero que se comprometan a contratarle en los próximos 5 años, les puede conceder una bonificación del 0,75%.

Por otro lado, el Ministerio de Agricultura también puede subvencionar el coste de los avales en un 1,15% de interés y en un 0,5% de comisión de apertura. Esto último solo a aquellos que tengan contratado el seguro agrario.

 

¿Qué proceso se realiza para solicitarlo?

El proceso para solicitar los préstamos de sequía es muy sencillo.

Primero, el agricultor tiene que preparar una documentación pertinente. A continuación, desde el banco se envía informáticamente a SAECA, quienes en unos días comunican si está aprobada la concesión del préstamo.

Después, la caja se pone en contacto con la Junta para solicitar las bonificaciones y, una vez obtenida la respuesta, se tramita el préstamo desde la oficina bancaria.

 

¿Cuántas personas se han beneficiado de este préstamo anteriormente?

En el primer año de existencia del préstamo de sequía, 2015, en Burgos se formalizaron un total de 545 préstamos, de los cuales más del 50% fueron concedidos por Cajaviva Caja Rural.

Al año siguiente, cuando afectaron menos las condiciones climatológicas a los cultivos, se concedieron 189 préstamos, de los cuáles el 65% fueron formalizados por Cajaviva Caja Rural.

Préstamos de sequía