Monica VALLEJO
Publicado el noviembre 08, 2018, 11:22 am
FavoriteLoadingAñadir a favoritos 5 mins

escuela de rugby Aparejadores

Hablar de rugby es hablar de entrega, de sacrificio, pero sobre todo de solidaridad, respeto y crecimiento personal. Y es que se trata de un deporte cuyos valores cada vez atrapan a más niños, niñas y jóvenes.

En los últimos años la cantera del Club Deportivo Aparejadores Burgos ha crecido exponencialmente. Actualmente, más de 200 chicos y chicas burgaleses conforman sus filas en las siete categorías de las que se compone. Pequeños y jóvenes de entre 4 y 17 años, más las categorías senior, tanto masculina como femenina, disfrutan y aprenden cada semana con este deporte que cada día tiene más adeptos.

Y así son más de 10 años los que Fundación Caja Rural Burgos lleva apoyando a la escuela del Aparejadores en su afán por promover los valores del deporte, siempre en consonancia con sus valores cooperativos, y el fomento de la vida saludable entre los más pequeños.

 

Un deporte para divertirse

Desde los 4 años, los pequeños ya se pueden instruir, o más bien divertir, en el aprendizaje del rugby en la escuela del Aparejadores. “Recomendamos que empiecen cuanto antes para que así conozcan pronto los conceptos básicos de este deporte y se trabajen las técnicas de contacto”, señala Iñaki Sicilia presidente del Club.

De este modo, los niños y niñas menores de 6 años todavía no hacen placajes y comienzan a aprender el contacto entre ellos de manera similar al juego del pañuelo. “En Castilla y León todos los sub6 juegan a placar a través del rugby touch, que consiste en quitarse unas cintas que llevan en la cintura”, destaca Sicilia.

Igualmente, como solo existe un equipo en la ciudad, las competiciones se realizan a nivel de Castilla y León. Hasta los 10 años se desarrollan concentraciones de canteras de un día en diferentes ciudades de la comunidad y fuera de ella, pero únicamente una vez al mes. En Burgos también se hace y el año pasado participaron hasta 300 niños.

Es a partir de los 11 años, cuando ya se realizan competiciones autonómicas y con más partidos al mes.

 

escuela de rugby aparejadores

 

Crecimiento exponencial

De los más de 200 canteranos que componen las filas del Club Deportivo Aparejadores, 140 son niños de entre 6 y 14 años. Y lo curioso es que han llegado a estas cifras en tan solo unos pocos años. “En tan solo ocho años hemos pasado de llevar a las concentraciones 12 niños a llevar 140”, detalla el presidente del Club.

Este auge, en parte, viene condicionado por los excelentes resultados que ha cosechado el UBU Colina Clinic, el equipo que actualmente milita en División de Honor y que ha condicionado a una importante presencia mediática del rugby en Burgos. “A raíz del primer equipo el conocimiento de los ciudadanos por este deporte ha aumentado y muchos quieren que sus hijos practiquen el rugby”, comenta Iñaki Sicilia.

En cuanto al equipo femenino, actualmente el Club cuenta con 25 chicas y se está trabajando por una liga femenina en la universidad de Burgos, a la vez que se potencian los entrenamientos para las jóvenes a partir de los 14 años. Por su parte, las chicas y niñas más pequeñas juegan con sus compañeros.

No cabe duda de que el rugby es el deporte de moda y que su afluencia es cada vez mayor. Por ello, Sicilia anima a todos los padres a que sus hijos prueben este deporte tan sano tanto física como socialmente. “Es un deporte que ha evolucionado mucho en la protección del jugador y mantiene de una forma muy efectiva los valores del respeto al árbitro y al contrario, además del trabajo en equipo y el sacrificio por el grupo. Los más pequeños están encantados porque lo que más les gusta es la interacción que hay entre ellos”.

En cualquier momento del año la escuela del Aparejadores estará encantada de recibir cualquier niño, niña o joven que quiera descubrir este bonito deporte. Para más información, puedes ponerte en contacto con aparugby.ubu.es