UNA COOPERATIVA HOLANDESA PAGA UNA PRIMA A LOS GANADEROS QUE REDUCEN SU PRODUCCIÓN

Publicado el enero 15, 2016, 9:46 am
FavoriteLoadingAñadir a favoritos 3 mins

La cooperativa láctea holandesa Friesland Campina ha anunciado que pagará una prima a los ganaderos que no aumenten su producción durante algunas semanas. Los productores de leche recibirán una bonificación de 2 céntimos por kilo de leche si durante el período comprendido entre el 1 de enero y el 11 de febrero de 2016 mantienen o reducen su producción. El volumen de entregas de referencia se ha fijado en la media registrada del 13 al 27 de diciembre de 2015.

La cooperativa, que en 2014 tuvo una cifra de negocios de 11.300 millones de euros, ha señalado que “esta medida temporal es necesaria porque la producción de leche de los ganaderos socios podría aumentar más deprisa de lo previsto en las próximas semanas”. Los productores de

Friesland Campina incrementaron sus entregas de leche en un 6,4% (es decir, en 600 millones de kilos) en 2015 con respecto a 2014 y la producción de leche se aceleró repentinamente a partir de noviembre. La firma podría llegar a ser incapaz de transformar las cantidades recibidas si continuaba el incremento, pero como cooperativa tiene la obligación de recoger la leche de sus productores.

La European Milk Board (EMB) ha mostrado su satisfacción tras conocer este anuncio:

“incluso las industrias están indicando claramente que un aumento desenfrenado de las cantidades plantea problemas y que conviene activar instrumentos para contrarrestar el fenómeno”. Para la EMB, esta decisión debe servir de ejemplo. Considera que este instrumento no debería activarse sólo en algunas empresas sino en todo el territorio de la Unión y estar dirigido de forma centralizada.

Se estima que las entregas de leche a industrias habrían aumentado en 2015 en torno a un 2% a nivel comunitario.

Descenso del 1,6% en la última subasta Fonterra

En la última subasta de la cooperativa neozelandesa Fonterra, celebrada el 5 de enero, se registró una caída del 1,6% en el índice de precios de los productos lácteos, rompiendo la tendencia al alza de las dos subastas anteriores. Sin embargo, no todos los productos bajaron. La mantequilla, por ejemplo, subió el 6,7%. Por el contrario, la leche en polvo desnatada bajó el 0,8% y la entera el 4,4%.