Fundación Caja Rural Burgos
Publicado el agosto 31, 2020, 1:25 pm
FavoriteLoadingAñadir a favoritos 4 mins

Cruz Roja

 

Se trata de un programa desarrollado a través de los fondos obtenidos en la Iniciativa Solidaria entre el Equipo Ciclista Caja Rural Seguros-RGA y Cajaviva

Cerca de una decena de menores participarán en el proyecto de “Promoción del Éxito Escolar” promovido por Cajaviva Caja Rural en el marco de la iniciativa solidaria lanzada por el Equipo Ciclista Caja Rural Seguros-RGA durante la Vuelta Ciclista a España a favor de las acciones que viene realizando Cruz Roja Juventud en Burgos.

La aportación de la Iniciativa Solidaria ha permitido la compra de material escolar y equipos informativos y audiovisuales para esta actividad que  desarrollará más de 270 intervenciones de apoyo educativo dirigidas a menores que cursen primaria, en la Asamblea Comarcal de Lerma a lo largo del nuevo curso escolar, con el objetivo de contribuir a la mejora de la integración y facilitar el éxito escolar en niños y niñas en dificultad social, incidiendo en factores de riesgo y protección de índole personal y de su entorno familiar y social.

Las actividades de este proyecto de Cruz Roja Juventud en Burgos se inician con un grupo de siete menores, cifra que se irá incrementando a lo largo del curso escolar, y estarán centradas en la asistencia educativa para mejorar el rendimiento académico, ofreciendo apoyo en la realización de tareas, preparación de exámenes, resolución de dudas o técnicas de estudio, entre otras, además de dar un servicio de apoyo a las familias orientado a ayudar en todas aquellas funciones que afectan a la educación y escolarización de los menores.

 

Una colaboración fructífera con Cruz Roja

Este programa de colaboración entre Cajaviva y Cruz Roja ya cerró una primera etapa, en la que 43 menores en situación de riesgo de pobreza y exclusión del Barrio de El Encuentro, participaron en actividades que ofrecieron a los niños y niñas alternativas de ocio y tiempo libre, que contribuyen a mejorar su autonomía y autoestima.

Esa primera parte que se celebró antes de la situación de confinamiento provocada por la COVID-19, se llevaron a cabo dos actividades. Por un lado, una Fiesta de Carnaval en la que participaron 33 menores y en la que también colaboraron en su organización y desarrollo las familias de los mismos; y por otro una actividad en la Escuela de Circo “En un lugar del mundo” con un total de 10 participantes.

Se trata de acciones que favorecen el desarrollo personal, educativo y sociosanitario de los menores y adolescentes, así como mejorar la implicación de las familias en la realización de este tipo de actividades para mejorar así la relación entre los miembros de la unidad familiar. De esta manera también se favorece la colaboración con las asociaciones que trabajan específicamente con estos colectivos en riesgo en los que se pone el foco.