La agricultura extensiva: un sistema de producción que aprovecha los recursos naturales

Fundación Caja Rural Burgos
Publicado el diciembre 11, 2020, 9:52 am
FavoriteLoadingAñadir a favoritos 4 mins

agricultura extensiva

Aprovechar los recursos que brinda la naturaleza. Esta es la principal característica de la agricultura extensiva, un sistema de producción de cultivos que aprovecha el suelo y los recursos naturales. Al contrario que la agricultura intensiva, destaca por su protección del medio ambiente. No se abusa de maquinarias ni se utilizan productos químicos en su producción. Se combinan parcelas con mucha superficie de terreno, los recursos naturales y el trabajo agrícola. Es decir, se favorece la agricultura ecológica obteniendo así productos más saludables.

Podemos decir que la agricultura extensiva y la agricultura intensiva representan una visión opuesta. Por ello, en el blog de Fundación Caja Rural Burgos te contamos en qué consiste la agricultura extensiva y sus principales características.

Características y cultivos de la agricultura extensiva

La agricultura extensiva no pretende maximizar el rendimiento del suelo. El eje principal de este sistema de producción es que utiliza terrenos de muchas hectáreas para conseguir viabilidad en los resultados. Sin embargo, su producción por hectárea es menor que en la agricultura intensiva. Además, destaca por la escasa necesidad de mano de obra y maquinaria. Tampoco se utilizan productos químicos y se recurre constantemente a los abonos orgánicos. Este tipo de agricultura es, por tanto, un tipo de explotación más sostenible que causa un menor impacto medioambiental.  

Al producir, en su mayoría, agricultura de secano no es necesaria una gran inversión económica. No se tiene que hacer un desembolso en sistemas de regadío ya que la agricultura extensiva aprovecha los recursos hídricos naturales. Además, en algunas zonas, este tipo de sistema de producción consigue prevenir la acumulación de un exceso de nutrientes en el agua que puede dañar gravemente el medio ambiente. Este proceso se conoce como eutrofización.

agricultura extensiva

Los cultivos que destacan en la agricultura extensiva son los cereales como el trigo, la avena o la cebada; legumbres como los guisantes y los garbanzos; frutales como el olivo, la viña y algunas hortalizas como las cebollas.

La agricultura extensiva en España

Como hemos comentado anteriormente, los cultivos de secano abarcan este tipo de agricultura. Las características de la agricultura extensiva en España permite conseguir un margen de beneficio suficiente aunque no de como resultado una productividad muy elevada. Es decir, permite al territorio español conseguir un mayor rendimiento en algunos cultivos como los olivos. Al no tener tanta agua como otras producciones, las aceitunas pueden proporcionar más aceite.

Además, permite el ahorro de agua y combatir la desertización de algunas zonas, así como la preservación del suelo y la posibilidad de evitar grandes erosiones y sus cambios físicos. Andalucía, Extremadura y Castilla La Mancha consiguen los mejores resultados en el cultivo de olivo. Los cereales como el trigo o la cebada se cultivan en nuestro país durante todo el año. Castilla y León, Castilla La Mancha y Aragón son las comunidades donde más se producen.

Otro de los cultivos principales de España de agricultura extensiva son los viñedos. Es reconocida la producción de uvas tanto para el propio consumo como para la elaboración de vinos de primera calidad mundial. Las comunidades autónomas que cuentan con mayores territorios de viñedos son La Rioja, Extremadura, Castilla La Mancha y Cataluña.