Fundación Caja Rural Burgos
Publicado el marzo 01, 2021, 12:00 pm
FavoriteLoadingAñadir a favoritos 8 mins

Nos reunimos con Loreto Pérez García, miembro del consejo rector de Cajaviva y responsable del negocio tiendas de Florbú, para hablar sobre su trabajo en estas dos entidades y en particular el buen trabajo en la empresa galletera. Ha sido recientemente nombrada miembro del consejo rector de Cajaviva por su dilatada experiencia en el mundo empresarial, sobre todo relacionado con el comercio, ahora “tomando tierra” y familiarizándose con el universo de la banca, para poder aportar lo máximo en su recién estrenado puesto.

 

Loreto ha estado vinculada a la Fundación Caja Rural Burgos con su trabajo en la FEC burgalesa (de donde sigue como vicepresidenta) y comenta que la Fundación siempre ha sido muy cercana a las necesidades de los comerciantes y empresarios y que cuentan con acciones, prestaciones y facilidades para los sectores del comercio y el emprendimiento.

 

Concretamente la Caja cuenta con el programa lanzadera de Empleo en el que el alumno apoyado por el trabajo en grupo, aprende a buscar trabajo de forma estratégica y a dominar las herramientas digitales y técnicas de búsqueda de empleo online. Sin olvidar que la Caja dedica una parte importante de sus beneficios a la formación.

 

Florbú y la importancia de sus valores

 

Desde siempre, para La Flor Burgalesa ha primado la seguridad de los trabajadores y que estén a gusto y motivados trabajando con ellos. Con 74 años de experiencia, La Flor Burgalesa ha visto como muchos de sus trabajadores han estado toda la vida entre sus filas, empezaron a trabajar con ellos y se jubilaron después de más de 40 años de trabajo con ellos, algo que quieren mantener.

 

Es una empresa con grandes valores al ser una empresa familiar. Algunos de los atributos que definen a Florbú son la constancia, la cercanía, objetivos claros, el trabajo, la prudencia con las inversiones entre otros. Sin embargo, uno de los principales valores irrefutables de la galletera es: las personas primero. Según comenta Loreto, el ambiente laboral que hay en Florbú es extraordinario, con una paz social muy importante y con un afán de seguir siendo así en el futuro, primando a las personas como mayor activo de la empresa.

 

Respecto a su compromiso con la ciudad, colaboran con el deporte base no profesional y con prácticamente todos los eventos deportivos y eventos.

 

El crecimiento y el progreso de Florbú

 

La reciente noticia sobre la próxima ampliación de la fábrica de Villalonquéjar y su buena acogida por parte de la sociedad es algo de lo que también nos habla Loreto. Florbú vecon mucho optimismo el futuro de la empresa teniendo en cuenta el crecimiento que están teniendo en los últimos años. Esto les ha animado a querer invertir en una obra de ese calibre para llegar al objetivo de doblar la capacidad de producción en un periodo de cuatro-cinco años.

 

Ponen en marcha estas obras con ganas, ilusión y con “relativa prisa” ya que la fábrica actualmente está llegando al 100% de su capacidad y necesitan ampliar para poder hacer frente a este crecimiento tan favorable que están teniendo. De esta manera, en Florbú afrontan el futuro con mucho optimismo y disposición. Paralelamente, el crecimiento de una empresa burgalesa hace que nuestra ciudad también crezca y se desarrolle, por lo que Loreto considera que la expansión de la fabrica de Florbú es también una buena noticia para la ciudad tanto por los empleos directos que se crean como los indirectos. Declara también que, estos son los “granitos de arena” que hacen un tejido empresarial grande y fuerte y fomentan el crecimiento de nuestra ciudad.

 

Desde Burgos para todo el mundo

 

Continuando con temas de crecimiento y de desarrollo, preguntamos a Loreto por la presencia internacional de Florbú. Nos explica que, cuando hay un objetivo de crecimiento por parte de una empresa, el mercado nacional es limitado, por lo que se tiene que buscar la internacionalización. De esta manera, cree que todas las empresas buscan exportar para poder crecer, siendo Florbú un ejemplo claro de ello. La empresa galletera empezó hace ocho años a exportar sus productos y actualmente estos productos dirigidos al extranjero suponen en torno a un 20% del total de su producción. China, Filipinas, Argelia, y gran parte de Europa son algunos de los mercados en los que se está moviendo Florbú en este momento y no paran de buscar nuevos mercados para seguir expandiendo el sabor y la calidad burgalesa.

 

Volviendo a un plano más local, repasamos también la presencia física de Florbú en la ciudad de Burgos. Por el momento, la galletera tiene cinco locales propios abiertos, pero viendo la buena acogida que tienen en la ciudad y el crecimiento que están percibiendo no descartan la apertura de más establecimientos para suplir a zonas que no cuentan con una tienda cerca. Sin embargo, el objetivo principal de la marca ahora mismo es ampliar su fábrica para poder aumentar su producción y poder buscar así nuevos mercados. De todas maneras, la presencia de Florbú en nuestra ciudad es ya muy notable, gracias a que cuentan con una gran cantidad de establecimientos que cuentan con sus productos, desde panaderías y tiendas de alimentación de barrio hasta grandes supermercados.

 

En Fundación Cajarural Burgos ponemos en valor aquellas personas e identidades que contribuyen al desarrollo de su comunidad y ayudan al beneficio de esta, algo que personifican plenamente Loreto Pérez y La Flor Burgalesa. Destacamos también la gran labor de Florbú con respecto a su implicación con la sociedad burgalesa. Celebramos sus logros y les deseamos éxito en los próximos proyectos.